¿Qué es Wu shu?

 

Artes marciales Chinas; arte milenario de la cultura China, data más de 5.000 años de antigüedad. Conocido como el camino del guerrero en el cual éste debía salir victorioso. La riqueza de éste arte marcial no permite una fusión, ya que trata de unos tipos de trabajo con y sin armas, los cambios que han venido presentando estos trabajos a través de la historia asimilan al Wu Shu con diversas acepciones, que le dan varios significados lo cual ha llevado a que cada practicante tome su modo de experiencia de acuerdo con sus planteamientos e ideas.

De cierto modo el Wu Shu a traído consigo un modo de supervivencia, ésta expresión de arte marcial se tomaba como la forma de impedir que las agresiones del medio perturbaran el desarrollo y formación de la vida; el wu shu era sinónimo de fuerza y su ausencia se pagaba con la propia existencia.

En la antigüedad ésta práctica era tomada más que como práctica, como la manera de resistirse al mundo y no prestarse a sus variables, de hacer frente a las maneras como se presenta la vida y defenderla con un arte que luego de algunos años fue reconocido como un arte marcial que involucra el espíritu y la fuerza interior, haciendo que su práctica y esencia se unificaran y pudieran ser parte de monasterios donde se enfatiza la formación del desarrollo interior.

En la actualidad, éste arte ha sido enlazado con el deporte y la alta competición, lo cual ha tenido como consecuencia la interrelación con otros países de diversas culturas, desembocando así en una idea de investigar, de darle al Wu Shu diferentes enfoques, que se manifiestan en los diversos objetivos de práctica que sólo cada uno de los practicantes desde su propia perspectiva le puede dar.

El término Kung Fu literalmente significa arte dominado a través del tiempo, es decir, todo trabajo bien hecho puede llamarse Kung Fu, claro está si no se sale del contexto, de lo que conocemos como artes (la música, la pintura, la escultura o sus semejantes).

 

El Kung Fu Chino se remonta hasta la historia antigua de China; actualmente se fundamenta en una combinación de artes marciales, técnicas, sistemas de entrenamiento y métodos para conservar la salud que se han practicado ininterrumpidamente desde la antigüedad hasta nuestros días. 


En el Kung Fu se ejercitan los tendones, huesos y piel; y además de éstos en el Kung Fu interior se entrena el espíritu, la mente y el manejo de la energía.

Para lograr la parte física y la ligereza de miembros existe también el entrenamiento o formación interior, que tiene como meta coordinar cuerpo y mente, fortalecer órganos y mejorar la circulación de Chi (flujo de energía vital).

Pasando del movimiento al reposo, de la firmeza a la madurez, en cuanto más viejo se torna uno, se vuelve más devoto del Kung Fu.

Además es importante notar que algunos de los movimientos desarrollados en el Kung Fu imitan movimientos de animales donde se crea una variedad de estilos que a su vez pueden dividirse en estilos del norte y en estilos del sur, y estilos interior y exterior. Entre los estilos más renombrados se encuentran:

  • El Shaolin (por el nombre de un templo) 
  • El Taichi-Chuan (boxeo de gran límite) 
  • El Hsing (formación de una idea) 
  • El de los ocho trigramas 
  • El Yung-Ch'un (canto primaveral), el tántrico y el Arhat.
 
Es preciso saber que si se sigue el rastro que lleva hasta el origen de cada uno de los estilos anteriormente expuestos, siempre se llegará al templo Shaolin, este cuenta con una variedad septenrional y otro meridional.
 
 
Las cinco divisiones fundamentales del estilo septentrional son las escuelas Cha, Hua, Hung, Pao y Tan; famosas en China desde hace siglos y en estilo meridional tenemos formas de boxeo complementarias del Dragón, de la Pantera, la Grulla, la Serpiente y del Tigre, además de las escuelas Flung, Liu Ts'ai, Li y Mo. 
 
 
Es necesario mencionar que cuando se llega a un nivel elevado de dominio del Tai-Chi-Chuan, en teoría se puede mover una tonelada ejerciendo solo cuatro kilos de fuerza, es decir, se habrá desarrollado una sensibilidad tal ante cualquier situación que se podrá hacer frente a cualquier ataque externo.
 
Actualmente se cuenta con 24 países miembros o más bien seguidores de este arte liderado por la República China, entre ellos se encuentran: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Suecia, Holanda, Grecia, Bélgica, Austria Australia, Canadá, Corea, Japón, Filipinas, Singapur, Malasia, Tailandia, Indonesia, Hong Kong, Arabia Saudi, Venezuela, Argentina, Brasil y Colombia.
 
Muchos de estos países están formando sus propias agrupaciones nacionales, cada 2 años los países miembros organizan un campeonato mundial de artes marciales Chinas que se celebra cada vez en un país diferente.
 
 

Legetøj og BørnetøjTurtle